MERCADO ELECTRICO

El mercado eléctrico nacional está experimentando cambios sustanciales en los últimos meses, siendo el más importante aquel que establece el derecho del consumidor de poder elegir libremente el suministrador o comercializador de energía que desee, a un precio previamente pactado y establecido.

Esta nueva situación, denominada de Libre Mercado, surgió para proteger los intereses de los consumidores y evitar las actuaciones monopolísticas que ejercían las grandes distribuidoras dentro de sus demarcaciones territoriales.

El Libre Mercado es obligatorio para las empresas de media tensión  desde el 1 de Julio de 2008, trasladándose a las empresas de baja tensión a lo largo de 2009, desapareciendo de esta forma definitivamente el mercado regulado (1 de Julio de 2009).

La fórmula utilizada para “obligar” a pasar a los clientes a mercado libre, ha sido incrementar el precio de mercado regulado con una penalización trimestral que dependiendo del tipo de tarifa va desde el 5% hasta el 20%.

Debido a esto, hoy más que nunca es de vital importancia conocer la ley, y los derechos y obligaciones que tiene la empresa frente al suministrador eléctrico para así evitar sobrecostes innecesarios.

En estos tiempos de crisis cualquier reducción de costes puede suponer un gran alivio a las empresas  y en SUMA ENERGIA somos conocedores que muchas empresas  todavía no han encontrado la forma de reducir ese gran coste.
Este coste debe ser seguido y perseguido no cada año sino de forma continua analizando cualquier cambio que pueda suponer un ahorro.